Blog

“Ya no tengo frío” por Marta Ferrer. Diciembre 2018

en cuento 23 diciembre, 2018

Historia ficticia inspirada en hechos reales

2008

Me llaman Cali, aunque cuando mi madre se enfada me llama Pisolítica.

Después de muchos años en España ¡por fin voy a salir! Alguien me recogió y he escuchado que nos vamos a Nepal.  Se llama Ikañi y es bastante majo, siempre me lleva con él. Me da un poco de vergüenza cuando me enseña a sus amigues porque aún tengo granos en la cara.

Hace la maleta, me mete en el bolsillo y nos vamos al aeropuerto. Aterrizamos en Kathmandu.

– ¡Namaste! ¡Namaste!

No sé qué idioma hablan… Hace sol, un buen día. Puedo ver a viejas amigas allá a lo lejos. Han crecido mucho desde la última vez que las vi, algunas hasta tienen canas.

Llegan dos amigos, Airoh y Iexela. Solo hacen que hablar de una tal Annapurna, no sé quién es, pero debe de ser muy interesante porque quieren ir a conquistarla. Tengo ganas de conocerla. Cogemos otro avión, ya llevamos cuatro.

¡Ui! Me está cambiando de bolsillo, este es más calentito. Seguimos subiendo. Fuera empieza a hacer frío. Estamos altos, muy altos, incluso más que las nubes. Me cuesta respirar, pero me gusta lo que veo. A Ikañi también le cuesta respirar y está cansado, así que decidimos bajar a la tienda, no tenemos prisa. Airoh nos acompaña. Sigue haciendo frío, mucho frío y tengo sed, mucha sed. Nos tapamos y nos acostamos. Ya casi no nos podemos mover. Airoh sigue aquí, a nuestro lado, lo escucho. Está intentando calentarnos y hacer agua, pero sigue haciendo frío, mucho frío y sigo teniendo sed, mucha sed.

Ya no escucho a Airoh, hay alguien nuevo. Siento como intenta animarnos, pero seguimos tapados y acostados. Ikañi mete la mano lentamente en el bolsillo, me agarra con todas las fuerzas que le quedan y oigo un leve susurro que parece dirigirse a mí

– ¿Qué quieres que te diga, Cali? “Yo soy feliz aquí, en mi tierra de Nunca Jamás, y si se deja o se descuida por un instante lo único que quiero es subirme al Annapurna, y después bajar.”

Creo que esta vez no nos vamos a bajar y nos vamos a quedar aquí. Ya no escucho a nadie, ya no veo nada, ya no siento a Ikañi, pero yo también soy feliz. He hecho nueves amigues, he conocido a Annapurna y creedme, ya sé por qué tenían los tres tantas ganas de conquistarla, tiene unas historias que contar que nunca creeríais, ¡algunas muy graciosas!

 

2018

Me vuelven a recoger, pero esta vez las manos parecen de alguien más joven. Le llaman Escarola, aunque cuando su madre se enfada también le llama de otra forma. Creo que le gusto. Me mira, me toca, me chupa y me mete en su bolsillo. Volvemos a España, pero como decía mi amigo Ikañi “al Himalaya no se vuelve. Cuando has venido aquí por primera vez, él se queda contigo para siempre.”

Ya no tengo frío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad

Información sobre protección de datos

  • Responsable de los datos: Sos Himalaya te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Sos Himalaya como responsable de esta web.
  • Finalidad: La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es sólo para gestionar los comentarios del blog.
  • Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad.
  • Destinatario: Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Arsys (proveedor de hosting de Sos Himalaya) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Arsys.
  • El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud.
  • Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en administracion@cpfemergencias.es así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.
  • Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web, así como consultar nuestra política de privacidad.

    Carrito